La Sesta

LA SESTA, UNA GRANDE PASSIONE

Lo que más destaca en la historia de la Cristoforo Colombo no es solo el espíritu de solidaridad humana, sino también el patriotismo que se manifiesta en cada acto, en cada situación feliz o dolorosa.

Dos grandes pasiones agitan nuestra larga historia; el amor por el prójimo y el amor a la patria que recibió a nuestros fundadores y ancestros. 1866, 1891, 1906, 1953, 1985, etc., nos hablan de lo que han hecho los bomberos italianos de Valparaíso, a menudo poniendo en riesgo sus propias vidas en pos de la ciudad y de las personas que la habitan. Pero en cada año de nuestra historia desde 1858 hasta el 2018 encontramos en evidencia la gran pasión por nuestro país de origen: Italia.

Entonces vemos como en 1858 la unificación italiana ya se había logrado en Chile gracias a los bomberos italianos de Valparaíso incluso 4 años antes que en la península; este hecho histórico es el que deseamos dar realce y que sea conocido por todos los ciudadanos italianos, el cual demuestra cuán grande y pura, fuerte e invencible era la fe de los primeros sestinos en los destinos de la lejana patria natal.

La digna protesta de 1863 muestra como su patriotismo no era sentimental ni romántico, sino que viril y activo.

Y esta gran pasión que agitó los corazones de los bomberos italianos de la Cristoforo Colombo en 1858 y los años siguientes, vive más fuerte en el corazón de los sestinos del 2018 y también vivirá en las futuras generaciones como el gran y sagrado nombre que alimenta la llama: ITALIA.