Caídos en Guerra

CAÍDOS EN GUERRA

La Gran Guerra (1914-1918)

Al finalizar el proceso de unificación italiana el 20 de septiembre de 1870 con la captura de Roma, varios territorios vecinos a la región de Veneto en manos del Imperio Austro-Húngaro, exigían su incorporación al Reino de Italia. En 1882 nace la coalición llamada “Triple Alianza”, integrada por el Imperio Alemán, el Imperio Austro-Húngaro y el Reino de Italia, el cual comprendía protección y apoyo mutuo en caso de cualquier agresión militar por parte de otra potencia europea. Este pacto fue reafirmado en 1913 por los tres países integrantes, alertas ante los vientos de guerra que se asomaban lentamente en Europa. El 28 de junio de 1914 el archiduque Franz Ferdinand de Austria es asesinado en Sarajevo, detonante para que las potencias europeas tomaran las armas, el Imperio Austro-Húngaro ataca Serbia, arrastrando al conflicto a su aliado Imperio Alemán contra Francia y el Imperio Ruso. Si bien el Reino de Italia se mantuvo fuera del primer año de conflicto, al ver al Imperio Austro-Húngaro debilitado, el gobierno decide entrar activamente en el conflicto en el bando de los aliados Francia y Rusia formándose la Triple Entente Francia, Rusia e Italia contra las potencias centrales Alemania y Austria-Hungría, con el fin de capturar los territorios que austriacos que pedían su incorporación a la patria italiana. La declaración de guerra es recibida con entusiasmo en la juventud italiana de Valparaíso, especialmente en la Compañía donde varios voluntarios se preparan para ponerse a disposición del gobierno italiano como voluntarios del Real Ejército Italiano. Mientras los jóvenes se preparaban para tomar las armas, la Sesta crea el “Comitato Pro Guerra” encabezado por Agostino Rossi, con la finalidad de entregar apoyo económico a los familiares italianos de voluntarios sestinos afectados por los ataques de las potencias centrales, como también poder financiar el viaje de los voluntarios de la compañía que viajarían a defender los intereses de Italia. En abril de 1916, se efectúa una emotiva despedida en la Villa Italia a los valientes sestinos que emprenderían el viaje a Italia, estos fueron:
  • Giovanni Montiglio
  • Americo Cima
  • Carlo Marchese
  • Nicolà Macchiavello
  • Giuseppe Pandibene
  • Umberto Gaggero
  • Arturo Bordignon
  • Ezio Schiattino
  • Carlo Lagna
  • Enrico Boero
En 1918, el “Comitato Pro Guerra” a cargo del Capitán Giocondo Favero y Enrico Gaggero contribuye a distintas obras de ayuda a los familiares y parientes de voluntarios afectados por las cruentas batallas, en una guerra que con bastantes reveses, el Real Ejército Italiano lograba mantener sus posiciones y avanzar en sus objetivos. La guerra llega a su fin en noviembre de 1918, las potencias centrales deponen las armas contando a Italia como uno de los países vencedores de un conflicto bélico nunca antes visto en la historia. La noticia de la victoria es recibida con gran entusiasmo patriótico, celebrándose en los salones del antiguo cuartel entre vivas y aclamaciones de todos los sestinos y miembros de la colectividad. En su regreso a Valparaíso, los voluntarios Umberto Gaggero y Giuseppe Pandibene son condecorados como Miembros Honorarios por Mérito de Guerra,          mientras que el resto de los voluntarios se mantienen en Italia como miembros permanentes del Ejército Italiano.

La Segunda Guerra Mundial (1940-1945)

           Nuestros voluntarios ahora en la tierra de sus ancestros siempre mantuvieron fuertes lazos de amistad con la Sesta, viajando a Valparaíso, continuaban prestando servicios como bomberos sestinos.

           Casi 20 años después, el Reino de Italia es nuevamente arrastrado al conflicto bélico que mantenían las potencias europeas Alemania en contra de Francia e Inglaterra, en 1939, pero no es hasta el 10 de junio de 1940 cuando el Ejercito Italiano entra activamente en el conflicto. Esta vez, Italia se mantiene como firme aliado de Alemania lo que genera el rechazo de algunas comunidades en Valparaíso a medida que avanzaba la guerra. En enero de 1943 el gobierno de Chile rompe relaciones diplomáticas con Italia lo que significa que la Sesta no puede utilizar el pabellón italiano como estandarte, ni izar el tricolor en el cuartel. Durante este periodo se registran algunos incidentes de personas que atacan con groserías a los voluntarios que concurrían a la tradicional ceremonia del 12 de octubre a los pies del monumento a Cristoforo Colombo. Ante esta situación, el Cuerpo de Bomberos resuelve cesar las competencias bomberiles a fin de evitar cualquier roce entre las compañías de colonia. De igual forma dispone que estas compañías deben cambiar sus estandartes por banderolas solo con el color de la compañía y el número correspondiente a su unidad, situación que se mantuvo hasta 1945.

           Durante el desarrollo del enfrentamiento, cinco de nuestros voluntarios pierden la vida en combate, ellos son:

  • Americo Cima
  • Carlo Marchese
  • Arturo Bordignon
  • Carlo Lagna
  • Enrico Boero  

          Mientras tanto, la Sesta crea el “Comitato Italiano” destinado a recaudar fondos entre la colectividad para ir en ayuda de las cientos de personas que perdían sus bienes en los cruentos ataques contra las ciudades italianas, demostrando una vez más su férreo compromiso patriótico con la tierra de nuestros ancestros.

          En conmemoración del 160 aniversario de la Sesta y con el fin de homenajear a nuestros voluntarios caídos defendiendo la patria italiana, a contar del 30 de junio de 2017, estos cinco voluntarios son nombrados después de cada lista oficial, manteniendo viva su memoria y honrando su sacrificio en aras de la libertad de Italia y su pueblo.