Cuarteles

El Primer Cuartel

Si bien la Sesta nació en los salones de la Bolsa de Comercio en su primera sesión del 23 de enero de 1858, el primer cuartel estuvo ubicado al final de un angosto pasaje que comunicaba directamente con la Plaza de la Victoria, detrás de la Iglesia Espíritu Santo, pasaje Lira esquina calle Aldunate, donde actualmente se encuentra el edificio Fermin Vivaceta.

La central ubicación de este primer cuartel se contrarrestaba con los problemas que cada día debían enfrentar los sestinos para poder sacar o guardar la bomba a palancas "Cristobal Colon" o los gallos portamangueras. La estrechez del pasaje dificultaba las maniobras para sacar los carros de la sala de máquinas. Además la pendiente del pasaje impedía afirmar la bomba la cual aveces llegaba con el vuelo directo a la plaza, pudiendo ocasionar un accidente. Esto, sumado al barrial provocado por las lluvias de invierno que dejaban empantanados los carros, motivó a la oficialidad a solicitar al Directorio General el traslado de cuartel a un recinto que permitiera mejorar las condiciones antes señaladas.

En 1878 la Sesta se traslada a un cuartel provisorio ubicado en calle de Yungay entre Las Heras y  Rodríguez, donde permaneció durante algunos meses hasta establecerse definitivamente en un local arrendado en la calle de la Victoria (Pedro Montt) casi frente al cuartel de la 3ª Compañía.

El Cuartel de Calle de la Victoria

Tras los problemas suscitados del primer cuartel, en 1878 la Sesta se traslada a un local arrendado en calle de la Victoria (Pedro Montt) casi frente al cuartel de la 3ª Compañía "Bomba del Almendral", presuntamente a la altura de donde hoy se encuentra la oficina comercial de la empresa VTR.

En este cuartel la compañía permaneció durante seis años, hasta 1884, cuando la llegada de la bomba a vapor trajo consigo una nueva problemática: este cuartel no contaba con caballeriza para los caballos que se adquirirían para el arrastre de la nueva bomba. Ante esta situación, la Sesta busca su tercer cuartel, trasladándose a un local ubicado en calle de la Victoria (Pedro Montt) esquina Freire, dentro del Parque Municipal (Parque Italia).

 

El Cuartel del Parque Municipal

En 1884 la Sesta se traslada a un local ubicado dentro del Parque Municipal (Parque Italia) en la esquina de calle de la Victoria (Pedro Montt) y Freire, el cual fue adaptado con una amplia sala de máquinas para la bomba a vapor y los tres gallos portamangueras, además de caballerizas donde se mantenían los caballos adquiridos para arrastrar la bomba a vapor.

Si bien este edificio ofrecía muchas comodidades que no se contaban en los cuarteles anteriores, la vieja añoranza de contar con un edificio propio seguía rondando en el pensamiento de todos los sestinos...

Durante la revolución de 1891, el cuartel de la Sesta guardó armamento con el que se defendió a la ciudad mientras las tropas balmacedistas y congresistas se enfrentaban en una cruda guerra civil. Posteriormente en 1906, el edificio no sufrió graves daños por el terremoto, lo que permitió usarlo de albergue para las familias de los bomberos y recibir durante algunos meses a la 3ª Compañía que habría resultado con severos daños en su cuartel, hecho histórico que marca el inicio de una gran amistad entre ambas unidades.

En 1907 la Sesta crea la Sociedad Patriótica Italiana, una fundación que recolectara fondos para la materialización del tan anhelado cuartel propio, la cual comienza a dar sus frutos cuando la familia Sanguinetti cede a perpetuidad un terreno ubicado en la naciente calle General Cruz esquina Independencia.

Con este gran aporte, la Sesta llama a diversos arquitectos para la proyección de un edificio que albergara de forma definitiva a la Compañía, solemne, elegante y comodo.

La Vecchia Casona

La Sociedad Patriotica Italiana, creada en 1907 reunió los fondos necesarios para la la construcción del cuartel definitivo en los terrenos cedidos por la familia Sanguinetti en la naciente calle General Cruz esquina Independencia.

Finalmente en 1909 se da inicio a la construcción del edificio proyectado por el arquitecto Ettore Petri, el cual se convertiría en una verdadera obra de arte inmersa en la ciudad, reconocido como el cuartel de bomberos más hermoso de Chile.

El edificio estilo veneciano, presentaba balcones salientes, puertas semiojivales con un elegante torreón que hacia juego con la parte frontal donde habían dos esculturas de bomberos. Su decoración interior estuvo a cargo de Mauricio Schiavon, donde el visitante siempre quedaba impresionado por el gran Salón de Honor, decorado con relieves de los escudos de todas las regiones de Italia dominando en las esquinas los escudos de Chile, Italia, Valparaíso y Génova.

La “vecchia casona” como cariñosamente era llamada, fue inaugurada en solemne ceremonia el 4 de junio de 1911 y contó con la presencia de los oficiales del crucero italiano Etruria que se encontraba recalado en la bahía de Valparaíso con una gran ceremonia a la cual acudieron las autoridades del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso y toda la colectividad italiana.

Una de las remodelaciones más importantes fue la hecha en la sala de máquinas para el 75º aniversario de 1933, trasnformando este espacio del cuartel al más puro estilo veneciano, armonizando con el resto del edificio, luciendo especialmente hermosa con los carros de la epoca, las bombas Solari y Oberdan y el carro portamangueras Giuseppe Malfatti, el legendario Alfa Romeo.

Otra transformación importante dentro del edificio fue la habilitación de la Guardia Nocturna "Enrico Gaggero B." en 1941.

El paso de los años y los fuertes sismos que de vez en cuando golpean nuestra ciudad, fueron deteriorando la estructura hasta que un terremoto ocurrido en 1971 dañó severamente la torre de la vecchia casona. Ante tan lamentable situación, se determina la construcción de un nuevo cuartel el cual, ubicado en el mismo lugar, contaría con nuevos y modernos espacios para la Compañía, además de contar con otro cuartel contiguo el cual fue asignado a la 10ª Compañía.

En 1977 se inicia la demolición de la vecchia casona, mientras la Sesta comparte local con la 5ª Compañía en calle Van Buren, durante algunos meses hasta que definitivamente se establece en el cuartel de la 3ª Compañía, hasta la entrega definitiva del nuevo edificio en 1978.

 

La Nuova Casona

El nuevo cuartel de la Sesta es obra del arquitecto Marcelo Trabucco. Fue inaugurado el 30 de junio de 1978 durante la celebración del 128 aniversario del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso.

Este nuevo y actual cuartel, presenta una amplia sala de máquinas, dependencias administrativas, guardia nocturna, sala de esta, cocina, departamento para el cuartelero y un gran y hermoso salón de honor, en el cual se guarda celosamente toda nuestra gloriosa historia, manteniendo gran parte del mobiliario del antiguo cuartel.

En el año 2003, nuestra caserma fue ampliada con una tercera planta en la cual se cuenta una sala de esparcimiento, bodegas y terraza.

Cabe señalar que este nuevo edificio cuenta con dos cuarteles, el otro perteneciente a la 10ª Compañía de Bomberos "Eduardo Farley", con quienes trabajamos codo a codo en las emergencias y en algunas capacitaciones de nuestro personal en las materias y areas pertenecientes a las especialidades de cada unidad como lo es el rescate en el caso de la 10ª, y el agua para el combate de incendios estructurales y forestales en el caso de la Sesta.