Himno de la Compañía

Himno de la Compañía

El himno de la Sesta nace de una de las tantas canciones que en antaño, alegremente cantaban los bomberos sestinos en jolgoricas reuniones. Durante la década de 1920, la Compañía ya se había hecho acreedora de varios trofeos de las antiguas competencias, entre ellas, las Bocinas, las cuales hace alusión el himno.

Entre las varias canciones sestinas, muchas de las cuales son adaptaciones de famosas canciones italianas, se encuentra "Tre Pronti La", "Il Testamento del Capitano", "Le Stellette" y "Hostería", entre otras.

A comienzos de la década de 1930, Giovanni Castiglione escribió una pequeña canción de tres estrofas la cual era cantada con gran entusiasmo por los sestinos. Su particularidad es que describe el sentir voluntario de la institución, la valentía y arrojo de los bomberos y menciona las victoriosas jornadas de las competencias bomberiles, en las cuales la Sesta siempre destacó por su disciplina, obteniendo la mayor cantidad de triunfos. El 23 de enero de 1932, en ocasión del 74º aniversario de la Compañía, esta canción es por primera vez entonada como himno oficial de la Sesta, la cual hasta el día de hoy es cantada en cada ceremonia oficial y al finalizar cada cena del día 6.

 

Della Sesta siam' Pompieri

Della Sesta siam' Pompieri
siamo tutti volontari
qual novelli cavalieri
noi non siamo mercenari

Noi corriam' dove il pericolo
dove il fuoco distruttor'
con coraggio, fede e amore
siam soldati del dover'

Nella gare di diporto
frà i Pompieri tutti quanti
i Sestini vanno avanti
la vittoria abbiamo già
le Bocine son dei Sestini
e un noi resteranno.

— G.R Castiglione / 1932